domingo, 13 de agosto de 2017

Hielo y calentura

Llegaron a la rueda de prensa Dovi, Marc y Dani y se liaron a dar detalles de lo complicado que es gestionar cada fin de semana una moto en plena evolución, los neumáticos en plena adaptación y el tiempo cambiante de viernes a domingo. Dovi y Dani, los dos pilotos que mejor hablan de motos en el paddock, metieron en el lío a Marc, que acabó por sentar su línea maestra de aquí al final de campeonato: "Voy a intentar sumar los máximos puntos posibles en cada carrera arriesgando. Está todo muy apretado y yo ya empiezo a sentir la moto como me gusta."

Según el código Marc hoy era un día señalado para afilar la mirada y ganar porque corría en el único trazado del Mundial en el que aún no ha podido vencer. Y no hay nada que le ponga más a Marc que un reto de ese tipo. Creo.

Para que la carrera quedase entre él y Dovi sucedieron varias cosas: una salida suicida de JLo, sendos errores de frenada de Maverick y Rossi en la 1 que condenaron a las Yamaha oficiales (ojo Zarco por delante de ellos!), y el spinning salvaje que privó a Dani de meterse en la batalla.

Puestas así las cosas, después de medirse en media docena de adelantamientos (ok, fueron 12+1) Dovi y Marc llegaron a la última vuelta on fire, con la calentura Marc y las neuronas entre hielo Dovi. Aún en la vuelta de honor el italiano mandó a esparragar a Marc cuando éste intentó saludarle. Justo antes de enfilar la moto hacia la victoria el italiano levantó la mano como diciendo: "qué flipado". Marc, sin sitio, metió la moto por dentro en esa curva 10 para intentar un último adelantamiento. Sabiendo que no podría detener la moto a tiempo, Dovi le dejó pasar. Sobre el piano Márquez sacó hacia afuera su cuerpo para que la Honda obedeciese esa inercia. La moto se retorció, Marc la dejó dentro, pero Dovi había hecho la línea buena y ganó la carrera.

"Intenté esa maniobra porque ya estoy sintiendo la moto como me gusta." Marc.
"Estaba más cabreado por Marc que feliz por mi victoria; ése no es un sitio para adelantar!" Dovizioso.
"Esto es MotoGP y espero que la gente se lo haya pasado bien." Marc

PD: ¿Por qué no hay MotoGP todos los fines de semana?







miércoles, 9 de agosto de 2017

Los 10 mandamientos

1. Aquí hay una cosa que se llama crono y otra que es la bandera. Con esto lo resolvía pácticamente todo. En realidad estaba poniendo poniendo en dos objetos el alfa y el omega del motociclismo. Primero hay que ser rápido y luego hay que saber competir. El crono y la bandera. El alfa y el omega. Si sólo eres bueno en uno... despídete.

2. Las motos son emoción. Y la emoción llega, sobre todo, en dos situaciones.

La calentura. Su manera de decir que el duelo se iba a desatar. Llega la calentura. El pilotaje por instinto, la batalla. Para que haya calentura se necesita, obviamente, más de un piloto y sobre todo, que uno de ellos esté pila.
 
Estar pila. Equivale a estar enchufado, a ser portador de una energía extra que te hace afrontar los desafíos consciente de que puedes con ellos. En los entrenos te sirve para bajar el crono y batir records. En carrera, es lo que precede a la calentura.

3.  Tu jefe de mecánicos es el como el que afina el violín. "Te tienes que entender con él a la perfección, porque es el que te pone la moto como tú la quieres."

4. Al campeón se le reconoce en la mirada. "Si tiene mirada de malo, es bueno. Tú hablas con ellos en la parrilla de salida y te hablan pero no te hacen  ni caso, están ahí, al objetivo Birmania… me entiendes?"

5. Se pilota por instinto"Nadie te dice lo rápido que debes ir porque si te pasa algo, qué!? Menuda cagada."

6. Nosotros somos los Rolling. Siempre hacía esta comparación: La Fórmula1 es Montserrat Caballé y Plácido Domingo; nosotros somos los Rolling Stones.

7. La carrera a veces se gana en el paddock. "Cómo caminas, cómo te ve el rival...Y sobre todo, la noche anterior tienes que hacer un planteamiento. Ver dónde estás, qué tienes, cómo es el circuito... Si no lo tienes claro la noche anterior... "

8. El piloto es el importante. Lo dividía en dos observaviones:

El piloto tiene que reclamar su tiempo. Lo decía mucho últimamente, cuando veía a pilotos trabajando en tandas cortas para probar cosas para la moto. Decía: "el piloto tiene que parar eso y decir: un momento, que yo también necesito mi tiempo; coger ritmo, ver el circuito, encontrarme bien!"

Los caballos, cuidado! "Sabes qué pasa, que en la fábrica siempre hay un ingeniero con el ordenador que dice: aquí más caballos, y más caballos, y otro poquito aquí... y al final el que se sube en la moto no es el ingeniero, sabes? Es el piloto..., así que con los caballos, cuidado!

9. El himno siempre es bonito. "Ojo, el himno te lo ponen porque has ganado." Es el momento de mayor intimidad que el piloto tiene después dela victoria. Tras los abrazos, las felicitaciones, las risas, las entrevistas, llega el podio y el himno. "Ahí se cierran los ojos y se repasa lo que has hecho bien en la carrera, lo que te ha llevado a ganar: ahí el piloto hace el remember."

10. Si te metes en una carrera… también hay lágrimas, ya lo verás