sábado, 21 de octubre de 2017

Márquez es Tyson

Tampoco estoy muy seguro, pero a modo de resumen funciona: Márquez es Tyson. Venía Ruddock, pum, tumbado. Venía Spinks, pam. Venía Larry Holmes, tumbado. A Marc le llegó en Australia Dovizioso, en la qualy, el sábado... y pam. Tumbado. Hizo pole; el italiano undécimo. Dijo Dovi que la caída en el FP4 le restó confianza y que intentaría arreglar las cosas para la carrera. Pero la impresión que dejó Márquez fue demoledora. Sólo le faltan los tatuajes. Salió como un misil para ponerse en lo alto de la tabla de tiempos. Le siguieron Iannone y Miller pero no cortó. Los llevó detrás dos vueltas. Entró y dejó en evidencia a Iannone, que esperaba la salida de Marc para ponerse a rueda otra vez. Solo que Marc le hizo ver que salía y cuando el italiano arrancó su moto Márquez bajó de la Honda. En la vuelta a pista Marc volvió a bajar el tiempo, aseguró la pole. Las repeticiones de su paso por la curva Stoner, derrapando a 240kmh, se vuelven virales; es el mensaje del sábado. Con el campeonato a punto de resolverse Marc empuja y Dovi falla. Pero es sábado.

Nos queda la incertidumbre del domingo. Las cuatro de la tarde. Demasiado tarde, justo la hora en la que la temperatura cae drásticamente. Las nubes, la posibilidad de lluvia. El viento del océano. Y ese circuito, tan fluido, tan de no parar.  Velocidad pura. En una entrevista del viernes a BTSports Márquez, partiéndose de risa, contaba por qué le gusta tanto Phillip Island: "Porque en el FP1 vas con los cojones en la garganta todo el rato. De verdad!"




domingo, 15 de octubre de 2017

Márquez no puede con Dovizioso

Marc salvando una caída en la curva 8 última vuelta perseguido por Dovizioso. La Ducati cimbreándose en cada recta, con las fibras retorciéndose a 290kmh mientras llueve. Dovi y Marc midiéndose toda la carrera. El estudio y el ataque. La contraréplica. Con charcos en el asfalto. Se miran en el parque cerrado y Dovi se ríe diciendo: no me lo puedo creer! Siempre hay una última maniobra para Marc. Siempre una última posibilidad para intentar adelantar. Pero no deja de sorprender. La euforia de los técnicos de Ducati se mezcla con la incredulidad. Algunos saltan, otros sólo aciertan a llevarse las manos a la cabeza.

A tres vueltas del final, con la carrera y el Mundial ya decantado a un mano a mano entre ellos, Dovi y Marc se pasaron y repasaron. Como si la pista estuviese seca. Con una determinación y un riesgo fuera de toda comprensión. A la última vuelta Marc llegó con 0.4sec de ventaja pero los perdió en la curva 8, donde hizo una salvada de impresión. Dovi le lanzó el último hachazo en la 11, en la frenada más bestia del circuito, en bajada, con el carenado temblando. Pasó a Marc. Adelantar a Marc en frenada es un hito del deporte mundial. Eso es lo que hace a Dovi candidato al título. No las matemáticas. Otras veces no lo hemos visto. Otras veces Dovi se ha quedado meditando, suspendido en su nube zen. Hoy estaba en la versión velocidad + agresividad. Tuvo que solventar un último problema. Aguantar las tres últimas curvas a Marc. En la penúltima lo llevaba pegado a la rueda trasera. En la última lo vió pasar por el interior. Como en Austria, aguantó la cuchillada y ganó.

Marc ríe pero se la guarda. Van dos.

Se cayó Valentino. Crutchlow, dos veces. Bati también. Abandonó Dani. Rins, puede ser que por primera vez, comprendió la velocidad de MotoGP. Ya la tiene dentro: hizo 5º. Maverick, 9º

domingo, 24 de septiembre de 2017

El señor Zen04 y la bestia93

Hubo una bestia desatada hoy en Alcañiz. Empatado a puntos en la cabeza del Mundial con Andrea Dovizioso, la bestia decidió liarse a machetazo limpio contra todo lo que tuviese frente a él. Un solo adelantamiento en la primera vuelta para colocarse cuarto. Demasiado poco. Un adelantamiento más en las siguientes cinco vueltas. Poco. Es verdad que era a su rival, al #04, al renacido para la filosofía ZenMotoGP Andrea Dovizioso. Pero no valía. Tres vueltas después intentó uno doble: a JLO y Valentino Rossi, que lideraban la carrera. Casi se los lleva puestos. Perdió posición con Dovi y se volvió a encontrar cuarto. La bestia. A 336kmh al final de la recta de bajada y cuarto. Sin embargo tenía serigrafiado en el casco un all in de libro.

En el ecuador de la carrera adelantó a Valentino Rossi, se bebió de un sorbo  la distancia con el #99 y cuando preparaba el hachazo tuvo que hacer una salvada tremenda. 10 vueltas para el final curva 14. La realización dio la repetición después de la carrera. Pasaban tantas cosas que no llegaban las pantallas ni las multicámaras ni los nuevos juguetes. Porque lo de la bestia hoy tenía SU película pero por detrás... mamma mía.

A ocho vueltas del final Marc superó a JLo y ciao. Y en esa misma vuelta... ah, amigo! Dani Pedrosa superó en la recta de atrás, casi en la línea, casi sin hueco, por el filo del cuchillo, a Valentino Rossi. Antes de llegar a la frenada levantó su mano izquierda. Cuando habló en el micro de la señal internacional, sin que nadie le preguntara, dijo: "Rossi me ha intentado cerrar en plena recta. Ha sido feo. Íbamos a 300kmh." Acabó segundo Dani Pedrosa.

Rossi. Rossi tiene película aparte también. Tres semanas atrás (24 días exactamente), fractura de tibia y peroné. Llegó a Alcañiz ayudado de una muleta para caminar. Salió en primera fila en la carrera. Tuvo que mostrar a los periodistas la cicatriz porque había quien no se lo podía creer. Como lo de Santo Tomás. ¿Fue Santo Tomás el que tocó la llaga de Jesús de Nazaret resucitado? Algo así fue. En la salida casi se le va la moto, pero recompuso la trazada y logró enderezar la M1. A Rossi sólo le superaron en carrera Jorge Lorenzo, Marc Márquez, Dani Pedrosa y Maverick Viñales. Este último, su compañero de equipo, en plena remontada, le metió la moto en un viraje de derecha; por la pierna mala. Moto contra moto y la pierna mala en medio. La cicatriz temblaba. Rossi aguantó, se quedó en la curva y Maverick se fue largo. Por allí llegaba el #Zen04 y casi lo derriba.

Hubo podio español completo, Ángel; 7 pilotos españoles entre los 10 primeros. En MotoGP. Y la bestia. La bestia, que movía el puño hacia abajo en su paso por el muro, celebrando la victoria, y casi hundía la horquilla delantera de la energía con la que festejaba.

Vamos a por el triplete del Asia-Pacífico. Que Dios nos coja confesados. Y Santo Tomás.


domingo, 10 de septiembre de 2017

La bestia 93

En estas semanas de recuerdos y miradas perdidas y videos con arena hoy la memoria me ha entregado un adelantamiento de Dani Pedrosa, en LeMans 2013, a Dovizioso. Llovía, en la pista el paso de las motos provocaba un spray salvaje y Dani dejó correr la moto en el límite del piano y el asfalto, justo el hueco que dejaba la trazada de Dovi. Un adelantamiento casi a cámara lenta, de respiración mantenida. Ángel Nieto, en la cabina, decía: difícil, difícil, difícil y se le cerraba la voz según Dani sobrepasaba por el interior a Dovi. Di fí cil. Lo pasó. Respiramos. Un adelantamiento por la tercera o cuarta posición, no recuerdo bien; ni lo voy a buscar.

El de hoy, Misano 2017, era a una vuelta del final, con la pista encharcada y Márquez segundo, detrás de Petrucci; Dovi renunciando a la batalla descolgándose tercero, contento con sus 16 puntos. Para Marc había 20. Se quedaba a 4 de Dovi en la general y Aragón, triplete y Valencia por delante. Buen plan. En la tele el campeón´99 de 500, Crivillé, decía: "no tiene que intentarlo. Hoy no es el día de jugarte tantos puntos." En la penúltima vuelta, Márquez colocó la moto paralela a la Ducati de Petrucci en la recta de meta. Se le levantó la rueda delantera, planeó unos metros sobre el asfalto mojado, frenó con la posición ganada en la curva 1 y se puso en cabeza para completar los últimos 4km de Misano. 25 puntos: líder del Mundial.

A mi derecha no había nadie hoy pero se me ha llenado el salón de resoplidos y ays... o como sea lo que él hacía. Marc honra y enaltece lo que más se admira de este deporte. El riesgo sobre el riesgo, la valentía sobre la realidad, la jugada sin farol, la determinación y la precisión. Marc es un animal. A cinco carreras aún puede perder el Mundial. Pero ya lo ha ganado.

domingo, 27 de agosto de 2017

Humo blanco

Un día, hablando de lo que era el corazón de cada escudería, Dennis Noyes me contaba que en Honda lo esencial era el motor. Cada año quieren tener el mejor motor de la parrilla. No te olvides de que su nombre es Honda Motor Company. Lo llevan hasta en el nombre.

A falta de siete vueltas, en Silverstone, humo blanco en la moto de Marc Márquez. Tras la carrera el piloto dijo: "Es la primera vez que me pasa en cinco años con Honda, y es un poco frustrante." Era tal ataque al corazón de la marca que hasta bajó la voz cuando pronunció Honda. Yo me imaginé una hilera de hombres con bata blanca en la fábrica de Japón. Mirando sus ordenadores. Ajustándose las gafas. Esperando que a uno de ellos le cayese una guillotina en el cuello.

La carrera: Rossi salió como un misil. Hizo 19 vueltas perfectas. En la única que falló le adelantó Andrea Dovizioso. El #04 parece sentirse con posibilidades reales de tomar los mandos del Campeonato. Sabe que tiene la moto y ha entendido el enigma de esta temporada: las gomas. Y por supuesto tiene las manos y la cabeza. Se pone líder del Campeonato por segunda vez este año después de cuatro victorias. Ojo con Dovi. Jorge Lorenzo se acercó a la ceremonia del podio para celebrar esta victoria. 

Maverick fue segundo. Perdió una batalla de adelantamientos con Dovizioso pero sacó casta para sobrepasar a Rossi y afrontar los micrófonos con seguridad: "we can fight hard." Lo dijo en inglés, un voy a ser un rival duro de aquí al final

Hubo un plano en la retransmisión lleno de dramatismo: Márquez en el box, sin el casco, peinado, rodeado de sus mecánicos,con la mirada en el monitor. Viendo las últimas vueltas de carrera. Dejando el tiempo pasar. Tremendo. El otro fue la cámara de Dovi dando el plano de Marquez rompiendo a 320 kmh. Humo blanco vs espuma blanca. En el podio Dovi hacía estallar un cava llenando la pantalla. 

domingo, 13 de agosto de 2017

Hielo y calentura

Llegaron a la rueda de prensa Dovi, Marc y Dani y se liaron a dar detalles de lo complicado que es gestionar cada fin de semana una moto en plena evolución, los neumáticos en plena adaptación y el tiempo cambiante de viernes a domingo. Dovi y Dani, los dos pilotos que mejor hablan de motos en el paddock, metieron en el lío a Marc, que acabó por sentar su línea maestra de aquí al final de campeonato: "Voy a intentar sumar los máximos puntos posibles en cada carrera arriesgando. Está todo muy apretado y yo ya empiezo a sentir la moto como me gusta."

Según el código Marc hoy era un día señalado para afilar la mirada y ganar porque corría en el único trazado del Mundial en el que aún no ha podido vencer. Y no hay nada que le ponga más a Marc que un reto de ese tipo. Creo.

Para que la carrera quedase entre él y Dovi sucedieron varias cosas: una salida suicida de JLo, sendos errores de frenada de Maverick y Rossi en la 1 que condenaron a las Yamaha oficiales (ojo Zarco por delante de ellos!), y el spinning salvaje que privó a Dani de meterse en la batalla.

Puestas así las cosas, después de medirse en media docena de adelantamientos (ok, fueron 12+1) Dovi y Marc llegaron a la última vuelta on fire, con la calentura Marc y las neuronas entre hielo Dovi. Aún en la vuelta de honor el italiano mandó a esparragar a Marc cuando éste intentó saludarle. Justo antes de enfilar la moto hacia la victoria el italiano levantó la mano como diciendo: "qué flipado". Marc, sin sitio, metió la moto por dentro en esa curva 10 para intentar un último adelantamiento. Sabiendo que no podría detener la moto a tiempo, Dovi le dejó pasar. Sobre el piano Márquez sacó hacia afuera su cuerpo para que la Honda obedeciese esa inercia. La moto se retorció, Marc la dejó dentro, pero Dovi había hecho la línea buena y ganó la carrera.

"Intenté esa maniobra porque ya estoy sintiendo la moto como me gusta." Marc.
"Estaba más cabreado por Marc que feliz por mi victoria; ése no es un sitio para adelantar!" Dovizioso.
"Esto es MotoGP y espero que la gente se lo haya pasado bien." Marc

PD: ¿Por qué no hay MotoGP todos los fines de semana?







miércoles, 9 de agosto de 2017

Los 10 mandamientos

1. Aquí hay una cosa que se llama crono y otra que es la bandera. Con esto lo resolvía pácticamente todo. En realidad estaba poniendo poniendo en dos objetos el alfa y el omega del motociclismo. Primero hay que ser rápido y luego hay que saber competir. El crono y la bandera. El alfa y el omega. Si sólo eres bueno en uno... despídete.

2. Las motos son emoción. Y la emoción llega, sobre todo, en dos situaciones.

La calentura. Su manera de decir que el duelo se iba a desatar. Llega la calentura. El pilotaje por instinto, la batalla. Para que haya calentura se necesita, obviamente, más de un piloto y sobre todo, que uno de ellos esté pila.
 
Estar pila. Equivale a estar enchufado, a ser portador de una energía extra que te hace afrontar los desafíos consciente de que puedes con ellos. En los entrenos te sirve para bajar el crono y batir records. En carrera, es lo que precede a la calentura.

3.  Tu jefe de mecánicos es el como el que afina el violín. "Te tienes que entender con él a la perfección, porque es el que te pone la moto como tú la quieres."

4. Al campeón se le reconoce en la mirada. "Si tiene mirada de malo, es bueno. Tú hablas con ellos en la parrilla de salida y te hablan pero no te hacen  ni caso, están ahí, al objetivo Birmania… me entiendes?"

5. Se pilota por instinto"Nadie te dice lo rápido que debes ir porque si te pasa algo, qué!? Menuda cagada."

6. Nosotros somos los Rolling. Siempre hacía esta comparación: La Fórmula1 es Montserrat Caballé y Plácido Domingo; nosotros somos los Rolling Stones.

7. La carrera a veces se gana en el paddock. "Cómo caminas, cómo te ve el rival...Y sobre todo, la noche anterior tienes que hacer un planteamiento. Ver dónde estás, qué tienes, cómo es el circuito... Si no lo tienes claro la noche anterior... "

8. El piloto es el importante. Lo dividía en dos observaviones:

El piloto tiene que reclamar su tiempo. Lo decía mucho últimamente, cuando veía a pilotos trabajando en tandas cortas para probar cosas para la moto. Decía: "el piloto tiene que parar eso y decir: un momento, que yo también necesito mi tiempo; coger ritmo, ver el circuito, encontrarme bien!"

Los caballos, cuidado! "Sabes qué pasa, que en la fábrica siempre hay un ingeniero con el ordenador que dice: aquí más caballos, y más caballos, y otro poquito aquí... y al final el que se sube en la moto no es el ingeniero, sabes? Es el piloto..., así que con los caballos, cuidado!

9. El himno siempre es bonito. "Ojo, el himno te lo ponen porque has ganado." Es el momento de mayor intimidad que el piloto tiene después dela victoria. Tras los abrazos, las felicitaciones, las risas, las entrevistas, llega el podio y el himno. "Ahí se cierran los ojos y se repasa lo que has hecho bien en la carrera, lo que te ha llevado a ganar: ahí el piloto hace el remember."

10. Si te metes en una carrera… también hay lágrimas, ya lo verás