domingo, 25 de septiembre de 2016

Sin las gafas de sol

El chico que dijo el jueves que ya no le importaba no ganar carreras ganó. Fue un farol invertido. Una mentira que quedó clara en cada sesión de entrenamiento del fin de semana. El Domingo, a las dos de la tarde, soltó el embrague y abrió gas poseído por una necesidad que él mismo se había creado: buscar la primera posición en la primera curva y largarse.  Pero allí se encontró con un maestro de las salidas: Jorge Lorenzo, y con Maverick Viñales, cada día con el filo del cuchillo más pulido.

El caso es que con el farol desenmascarado Márquez ni siquiera tomó la precaución de los jugadores de partidas largas y se presentó en la parrilla de salida sin gafas de sol. Ahí  se le vió claramente afilar la mirada hacia adelante, como buscando ya esa primera curva. Pero al encontrarse allí con Jorge y Maverick, entró en batalla. A brazadas, como podía, quiso quitárselos de en medio y nos dejaron unas primeras vueltas memorables de ataques y contrataques.

Ya liderando la carrera, Marc salvó una de las suyas, y en lo que se recomponía encima de la moto vió cómo le pasaban cuatro. Tardó poco en devolverles a las posiciones anteriores. Ganó. Tiene 52 puntos sobre Valentino y quedan cuatro carreras. Tiene el título en la mano, salvo que este deporte le tenga guardado algo...

domingo, 11 de septiembre de 2016

Como una aparición

Como quien ve un espejismo apareció el 26. Había que buscar en el cerebro, porque la primera línea de nombres era Marc, Jorge, Vale... y se estaban haciendo hueco Andrea, Cal, Maverick. Pero vaya, ahí estaba: Dani. Sí, Dani Pedrosa, el 26, pilotando con aire y swing y sobre todo: más veloz que el resto. Tener o no tener la velocidad. 12 carreras después encontró la manera de que su moto se agarrara a la pista. Y voló: adelantó siempre con decisión y contundencia. Salió octavo, acabó primero. Dani Pedrosa. Ole. Octavo ganador diferente de las últimas ocho carreras. Faltaba él y apareció.

Por detrás hay que ir a la rueda de prensa, con los dos pilotos de Yamaha enfrentados en los micrófonos. Que si fue agresivo Rossi, que no, que sí, que me respetes, que no. Venga. Y Dani en medio. Ya le ocurrió en Sepang. Ganó él la carrera pero se habló de la patada de Rossi.

Y más atrás Márquez. Cuarto otra vez. Se empieza a bajar la persiana de la ventaja sobre el segundo en la general. Tenía más de dos carreras de margen y ahora Rossi está a 43 puntos. Aparentemente se le atraganta acertar con la decisión del neumático. Pero eso es sólo la apariencia. Lo que pasa de verdad sólo lo sabe él y Nakamoto.

Vamos como el río, hacia abajo, a la desembocadura. Quedan cinco carreras. MotoGP

lunes, 5 de septiembre de 2016

La cabeza se nos fue a Phillip Island y a Malasia

Las motos salieron por los aires y se desintegraban en cada golpe con el suelo. Los pilotos, despedidos en el choque (270km/h?), habían resbalado por la hierba incapaces de frenar y se encontraron de nuevo en el asfalto. La destreza de sus compañeros evitó un atropello múltiple. En la camilla vimos que Pol Espargaró se movía. Loris Baz tardó algo más pero acabó por levantar la mano para indicar que estaba consciente. Pasados los minutos las informaciones decían que ambos pilotos estaban bromeando en la Clínica Mobile. Bandera roja y restart. Así comenzó Silverstone 2016.

En la reanudación Maverick Viñales volvió a salir como un tiro, puso distancia con el resto y no le vimos más hasta la bandera de cuadros. No está mal para su primera victoria en MotoGP.

Por detrás, cinco pilotos desataron ataques en cada frenada, en cada aceleración, tragándose los meneos de sus motos en cada bache que pisaban a 200 kilómetros por hora. Hubo 31 adelantamientos. La cabeza se nos fue hasta Phillip Island 2015. Iannone, fortísimo, cayó cuando rodaba segundo a poco del final. En plena inclinación tocó un bache con la rueda delantera y no pudo sujetar la moto. Ciao. Se metieron en pelea dura Rossi, Crutchlow y Márquez. El #93, que lidera el Mundial según el plan de Nakamoto (gana si puedes, prohibidos los ceros), metió una variable que ya habíamos olvidado. Montó al niño en la Honda. Protagonizó dos secuencias de adelantamientos y contra-adelantamientos escalofriantes. Una con Crutchlow y otra con Rossi. La cabeza se nos fue a Malasia 2015. Los dos duelos los perdió, en ambos se fue por las escapatorias para volver a pista y seguir intentándolo. Se nos había olvidado quién era El Niño y lo que trajo a MotoGP. Batalla en cada frenada, batalla en cada centímetro de asfalto... sea cual sea el resultado.

En la televisión algunos de esos adelantamientos los vimos desde la cámara onboard de Rossi. Una cámara que gira 360 grados y que se activa por control remoto, lo cual supone que para que haga el giro a tiempo hay mandar la órden antes de que suceda la acción. Y que el realizador se la juegue a "pinchar" esa señal. Fue una maravilla estar en la moto de Rossi en esas batallas. Algunas de las secuencias fueron sublimes. El realizador jefe, el que "pincha" eso, se llama Sergi Sendra. Los que seguís MotoGP de toda la vida seguro que ya le conocéis. Enhorabuena a él y su equipo. Puesta en escena a la altura de lo que sucede en la pista.

lunes, 22 de agosto de 2016

El cielo no habla

Hace unos años los italianos bombardeaban a Valentino con preguntas sobre lo que podía o no podía pasar en carrera. Era Sábado y Rossi tenía opciones. Llegó un momento en el que se hartó de hacer pronósticos y despachó el tema diciendo: Mirad, ragazzi, hasta que no entras en la primera curva en la primera vuelta el domingo a las dos de la tarde... el piloto no sabe cómo está. Ciao a tutti.

En Brno, 21 de Agosto, eran las dos menos cinco de la tarde, y con la pista mojada y el cielo seco, sin saber cómo iban a sentirse en la primera curva, los pilotos tuvieron que decidir qué neumático montar según cómo creyesen que se iban a comportar las nubes en los siguientes 20 minutos.

No todos se equivocaron, pero sí pensaron en algún momento que habían tomado mal la decisión. Crutchlow ganó (primer británico desde Barry Sheene 1981) pero dijo que la alegría de su vida se la había llevado dos semanas antes con el nacimiento de su hija. Vale fue segundo(aún a 54 puntos de Marc) y adelanta a Jorge en la general . Y Márquez fue tercero: el rey del flag to flag se quedó sin poder cambiar la moto (finalmente la pista no se secó) y tuvo que gestionar neumáticos muy al límite... pero está en modo quiero/voy a ser campeón del mundo otra vez y salva malas decisiones igual que caídas cantadas.

Pilotos con el día para borrar: Jorge, Dovizioso y Iannone; a los tres se les desintegró el neumático delantero. Michelin se disculpó con ellos. Jorge y Dovi tuvieron que entrar a cambiar moto obligados por esta circunstancia.

Caso aparte Héctor Barberá, que estaba en su día dulce, luchando por el podio... con el escape roto desde la vuelta 12! No pudo apretar al final y acabó quinto, por detrás de su compañero de equipo Loris Baz. Le pegaron una ovación en el box cuando llegó, pero estaba cabreado.

La siguiente será en Silverstone, recién estrenado Septiembre. En Agosto las carreras parecen pasar desapercibidas y sin embargo determinan la temperatura del desenlace del Mundial.



sábado, 20 de agosto de 2016

Los corazones acelerados y la chicane temblando

Sábado 20 de Agosto, incrustados en medio del calendario de los JJOO; estaban a lo suyo. Como si nada más ocurriese en el planeta. Nada más importante que conseguir una buena posición de salida para la carrera de mañana en Brno. Los veías y parecían un paréntesis temporal, algo fuera de la secuencia; casi con el mismo guión. Cada oveja con su pareja: Maverick saliendo detrás de Rossi, que iba detrás de Iannone. Jorge saliendo último para que nadie le cogiese rueda. Barberá buscando con habilidad la de este fin de semana...

Tac tac tac el crono la sesión las vueltas las paradas el setting los neumáticos y a falta de 1min 48 segundos Jorge Lorenzo revienta el crono con un mejor tiempo de 1.54.849.

Tac tac tac última vuelta última opción para el resto y se ilumina en rojo el segundo sector de Marc Márquez. La cámara lo busca. Dónde está Marc? Hay una especie de necesidad de agresión que estos tipos la sacan cada sábado de clasificaciones contra el crono. Necesitan machacarlo, romperlo, hacerlo estallar. Y para eso pilotan bajo. Sobre todo Marc, que sigue pasando su cuerpo cerca del asfalto en cada curva; lo hacen todos, ; pero el #93 es otra cosa: te hace pensar ver que pone la vida en juego. Tercera lucecita en rojo para Marc. Dónde está??? Por fin... una chicane por delante, la última, lo vamos a ver y no va a hacer la pole porque por delante ruedan Rossi y Pol Espargaró e inevitablemente le van a cortar el ritmo, va a tener que gestionar esa última pasada con dos pilotos por delante y en las milésimas que tarde en pensar se le va a ir la vuelta. La última lucecita será amarilla como mucho y se quedará sin pole. De esto estamos seguros.

Entonces le mete la moto a Rossi y lo adelanta en medio de la chicane, justo con el hueco para no tocar a Pol, con el que sale en paralelo hacia la recta! En una maniobra de domingo, ejecutada un día antes, para una vuelta rápida que tenía perdida. El crono escupe 1.54,596 y una última lucecita roja. Pole. Los corazones acelerados a las tres de la tarde del sábado. La chicane temblando.

El chaval, que a sus 23 años iguala el record histórico de poles de Jorge y Vale (63), lo explica así: "Pol y Rossi me ayudaron a ir rápido porque tenía su referencia, luego les adelanté." Tac tac tac... tac... ya sólo hay que esperar al Domingo.

domingo, 14 de agosto de 2016

Se cumplió el guión; cosa rara

Estaban en el box de Ducati todos en pie. Hasta Doohan se había metido allí. El circuito-pocas curvas-mucha recta y las Ducati. Todo el mundo entendía que la marca italiana debía ganar allí. Volver a ganar después de 6 años. Entonces las dos motos rojas, al frente en la carrera, tomaron cierta ventaja con respecto a Jorge y Valentino. Y Stoner dijo: "está en la mano de los pilotos." Se cumplió el guión, algo extraño en MotoGP. Por la noche Dall'Igna había hablado con sus pilotos para que no sucediese lo de Argentina, cuando Iannone tiró a Dovizioso en la última chicane. "Un error así sólo se puede cometer una vez en la carrera deportiva." Suficiente. Enough. Basta. Se cumplió el guión. Ganó Ducati, Jorge Lorenzo fue tercero y se convirtió en el piloto español con más podios de la historia:103. Márquez fue quinto, también como marcaba el guión, con la Honda un paso por detrás de las Yamaha y las Ducati; y el piloto con un aviso serio: no hay colchón que asegure nada en las motos. El viernes se cayó, hombro dislocado y tac cerebral en un hospital. En un suspiro, en cualquier error mínimo... todo cambia. Quedan 8 carreras.

sábado, 13 de agosto de 2016

Oro

En realidad, cuando Nadal intercambió cinco o seis palazos cruzados con Tecau, el más sólido de la pareja rumana; cuando le ganó ese punto... lo mató. Miraban Mergea y Marc López esos misiles. Los miraban sabiendo lo que significaban. Nadal a katanazo limpio. Nadal para ganar el oro olímpico en el dobles.
Horas antes había derrotado a Bellucci, brasileño, en su país, con la pista en contra... pero ese ejercicio mental de abstracción y de morder a un tiburón ya se lo habíamos visto a Rafa tantas veces... Se clasificó para las semis del individual.
Se metió en la pista con Marc López y le metieron 6-2 a la pareja rumana. Les contestaron con un 6-3. Flojeaba Marc, flojeaba Rafa... y apareció de nuevo Nadal. Se metió en la cabeza de su compañero, gritaba para que le oyeran los rumanos... y una vez decantado quién era el fuerte de ellos, lo cosió a katanazos en ese punto. Lo mató a Tecau. Y fue oro.
Le estoy viendo sostener las lágrimas ya con el oro en el cuello. La pareja Nadal López. Mergea abraza cómplice a Marc. Todos saben lo que ha pasado. La katana la tiene en la cabeza. Rafael Nadal.